RECUERDA LA PRUEBA DE TUS TEMPERAMENTOS Y LEE SOBRE LOS TEMPERAMENTOS ANTES DE COMENZAR

La ciencia, el cinismo y la hipocresía.

Los temperamentos es otro de tantos campos de batalla entre algoritmos de beneficio inmediato y prolongado, y aquellos laboratorísticos o científicos. Sería muy ostentoso llevar éste tema a un nivel psicológico puesto que solo se discute un medio como descubrirlos con una metodología no científica, por medios descriptivos y no explicativos o leyes de la conducta. La finalidad de nuestra búsqueda de los temperamentos es un medio cuasi-introspectivo para ayudar a entendernos con la bendición que podamos inter-relacionarnos efectivamente con las otras personas que solemos interactuar diariamente o aún, casualmente.

El intento de casar los temperamentos con un marco psicológico es llamativo pero no se puede comprobar su existencia en un laboratorio psico-científico. No obstante tampoco la libertad o el libre albedrío se ha podido estudiar en un tubo de laboratorio. Sin embargo curiosamente, sencillamente vivimos decidiendo y deliberando y certera la impresión al ver como los medios científicos se alejan del tecnológico pues todo el modelo sobre los temperamentos es viable y muy práctico. Algoritmo al alcance de todos, que no se prejuicia ni ostenta un puesto preeminente dentro de los galardonados hallazgos "psicológicos" que seriamente están muy por demás mencionar, enlatados en sus laboratorios, y el diván psiquiátrico no les ayuda.

Agravante ésta perspectiva, que no permitiría someter los temperamentos a ese escrutinio fustigante, y así, dejar de atrincherarse lo que consideran anticuado y fútil, cuando en sí, es tan útil y vivencial, como respirar. Ésta divergencia, no es con la finalidad de llevar a fin éste enfoque ancestral con el marco científico. Bien es mejor yuxtaponerlo con aquellos para evitar mescolanzas que nos evite el emperifollarlo, y no fracasar el matrimonio de lo servir a lo "hipotético". De hecho, si se psicoanalizara al individuo en un contexto temperamental, es probable se llegue al humor de Adán y Eva. La armonía temperamental entre nosotros es más importante que el antropológico. ¿Qué opinas?
Que irónico, trastocamos nuevamente el mundo julioverneísta sin caer en la mera ciencia ficción.


LOS CUATRO TEMPERAMENTOS:

SANGUÍNEO ( Entusiasta ) COLÉRICO ( Emprendedor )

FLEMÁTICO  ( Afable )       MELANCÓLICO ( Analítico ) 

Prueba: TuTemperamento primario y el secundario
  Somos compatibles?
     Mi pareja ideal, debe actuar diferente a mi?

Quien soy y realmente, somos iguales?
   En el calzado del otro.
      La amistad y, quien es mi amigo?

Cuan útil puede ser un enfoque tan antiguo?
    La libertad y la verdad, o verdades?
       Donde empezar para entender?