RECUERDA TOMAR LA PRUEBA DE LOS TEMPERAMENTOS

Como saber quién es la pareja perfecta?



La incesante búsqueda de lo ideal sería lo mismo que referirnos a lo fantasioso. Mucho mejor que el jactancioso que se las hecha de tener la pareja ideal. Felicidades por eso. Escoger la pareja adecuada y propia para uno, es una gran empresa que debe comenzar desde (1) los conocidos que son aquellas personas que sabemos detalles de ellos, como es su físico o estilo de vida y (2) los amigos o allegados que por su cercanía y seguridad conocemos muchas cosas más, como capacidad racional y emotiva etc., o como los amigos más íntimos (amistad Pre-noviazgo) ya entonces conocemos sus aptitudes y actitudes, o que están mas enamorados. Partiendo de aquí a un compromiso más formal y serio del (3) noviazgo es el oportuno momento para aclarar detalles y atar cabos sueltos, o bien, momento contractual para establecer metas de corto y largo plazo, como profundizar y allanar diferencias sobre los temperamentos y conflictos particulares de cada cual y como pareja. ¿Cómo lograr establecer las reglas de juego fructíferamente en una relación de parejas pre-marital? Sería conveniente consultar un consejero neutral y preferiblemente uno religioso puesto no le cobrará ni tampoco le hundirá en conflictos mayúsculos. Pero antes de continuar, es recomendable que ambos tomen la prueba de los temperamentos para evitar sorpresas. Cada uno conociendo y teniendo las posibles medios de ayudarse mutuamente con sus debilidades, refortalecerán su relación hoy y en su futuro. Observe que conocer las debilidades no debe ser un medio para atropellar al otro, sino una gran oportunidad de poner todos los "huevos en una sola canasta", enfocándose en su futuro compromiso-común-familiar. El dar con la persona adecuada para uno no garantiza una relación perpetua y en tal caso amerita una bendición especial de Dios confirmada en el amor y respeto mutuo, y todo comienza en ésta etapa pre-matrimonial del noviazgo.

El noviazgo debe ser menos íntimo y comprometido que el matrimonio, pero mucho más profundo que una amistad. El noviazgo no es para excitarse, manosearse o jugar al sexo, sino una etapa para conocerse a fondo, dialogar y exteriorizar sus situaciones familiares y personales como alguna posible condición física y genética. Se sugiere saber si hay compatibilidad sanguínea, factores de herencia y fertilidad. Además hay que verificar, si ha habido relaciones sexuales anteriores en una vida desordenada, para prevenir la posible existencia de enfermedades de transmisión sexual, como el SIDA o la sífilis. Evitar comprometer toda una eternidad, es comprometerse prudentemente a los hechos hoy para un futuro feliz actuando con fidelidad hoy. Es como poner las cartas sobre la mesa antes de firmar un contrato eterno.


Los científicos plantean que este fenómeno de la unión entre personas obedece a una estrategia evolutiva para garantizar una procreación saludable, en la medida en que la diferencia genética favorece una descendencia sana. Suelen recalcar ellos que el 'impulso inconsciente' (los psico-científicos se basan en observaciones prefabricadas y fundamentadas en estudios no racionales) por procrear hijos sanos sería lo que nos llevaría a escoger como pareja a alguien genéticamente distinto. Se suele llamar a esto como la química de entre ambas partes, es fuerte o quizas, es débil o ninguna!! De todos modos, sin química o con ella, es fundamental y vital que el amor impere en la relación. En el amor, no hay química sino abnegación y entrega mutua.


Primeramente se observa, según los parámetros de lo que es un gran varón o la doncella idealizada por la exportada concepción desde Hollywood y las novelas, el físico (la primera impresión observable) de esa persona y luego dentro de lo posible explorar que hay en el interior (es posible develar sus intenciones). Su historia, sus errores, sus planes de corto y largo plazo, o primero, sus valores y modo de ver la vida y las demás personas, como concibe una familia, su futura familia.
 
Ya edad, belleza y educación son compatibles y de las largas conversaciones de novios surgen las aclaraciones de las múltiples interrogantes para cada uno. Imposible analizar todos los caracteres tantos de él como de ella, pero siempre es viable el explorarlos mediante recursos a nuestro alcance como la "Prueba de Tus Temperamentos" y sopesar tanto los hábitos viciados o debilidades y las fortalezas o talentos de ella. Algunos aspectos muy generales que se deben profundizar como: ser obstinado(a) imponiendo su voluntad y criterio unilateralmente, creerse superior por belleza, riqueza, cultura, etc., esclavo del horario o de la limpieza, del dinero, ser pesimista, enfermo(a), que opina del amor y el matrimonio, si le es adverso apretar la pasta de enjuague dental por el medio o desde la cola del tubo, etc. Por supuesto, no se debe permitir intromisiones viciosas. Detalles que de novios no se les da importancia pero de esposos y sumados todos esos aspectos no agradables alterarán y mucho la calidad de la vida matrimonial. ¿Qué opinas del sexo solo en el nicho matrimonial? ¿Qué tal del matrimonio como voto solemne?


La donación sexual plena es un lenguaje maravilloso que dice donación total, incondicional. Una donación mutua que, además está intrínsecamente ordenada a la posibilidad de engendrar nuevas vidas, fruto del amor. Todo eso "dice" la relación sexual. Algunos quieren negar o disminuir la importancia de ese significado procreativo del acto sexual, pero me parece que no se puede negar algo que se presenta con evidencia, apenas se reflexiona un poco sobre el aspecto social y vivencial mismo, la dirección intrínseca de ese acto. La razón principal es que el uso deliberado de la facultad sexual fuera de las relaciones conyugales normales contradice esencialmente a su finalidad, sea cual fuere el motivo que lo determine. Le falta, en efecto, la relación sexual requerida por el orden moral; aquella relación que realiza el sentido íntegro de la mutua entrega y de la procreación humana en el contexto de un auténtico amor (Cfr. Gaudium et spes, no. 51, Ed. Mensajero (1974), p. 184). A esta relación regular se le debe reservar todo acto posible y justo de la sexualidad.

Por eso mismo, querer experimentar esa relación sexual fuera del ámbito de donación total, expresamente ratificada, que supone (4) el matrimonio, es mentir gravemente, es "decir" con el lenguaje de la donación sexual algo que no se quiere ni se estima seriamente. Por eso la relación sexual antes o fuera del matrimonio suele ser expresión de egoísmo más que de amor; y por lo tanto una conceptualización errada y dañina contra el verdadero amor. Es un engaño justificarlo todo con el "ella lo quería". También existe el "egoísmo en pareja". No basta tampoco decir "es que nos queremos". El amor que une a dos amigos o a dos novios no es el de dos esposos, no ha cuajado aún definitivamente en la entrega total y definitiva, abierta a la donación de la vida a futuros hijos que sólo el matrimonio realiza. Antes de él se está todavía en un estado transitorio, de prueba, de internidad. A este estado deben corresponder manifestaciones de afecto adecuadas, con mucha prudencia y sobriedad, para expresar la mutua donación, pero una donación que no es aún totalizante y definitiva. Puede parecer que los propias gestos nacen sólo del amor, pero frecuentemente se trastocan éstos con la pasión o la desesperación, y, si no se actua con cuidado y respeto, se vicia el verdadero interes con uno egoísta que pudiera terminar por destruir el amor que poco a poco se había ido forjando, acabando para siempre con las legítimas ilusiones que habían ido floreciendo en el corazón de ambos desde el día en que comenzaron a enamorarse.


Volviendo al contendido tema de lo ideal o perfecto, define ideal RAE como el "prototipo, el modelo de perfección", y perfecto es quien "tiene el mayor grado posible de bondad o excelencia", lo cual implica la búsqueda de un cuasi-dios. Como es obvio, la búsqueda de tan maravillosa pareja de seguro no vendrá del "Olimpus" greco-romano, sino de un ser humano que deseamos tenga como mínimo unos requisitos que cumplimentar de respeto y caridad. Próximamente incluiré en los resultados de "Tus Temperamentos" un enfoque para consecuentemente parear los rasgos descriptivos de cada uno de los temperamentos con las virtudes naturales o principales cuyos conceptos se remontan antes de Aristóteles o desde que existe el ser humano. En caso de los temperamentos, siempre es posible las relaciones de parejas o interpersonales entre opuestos o los complementarios/compatibles pues se debe recordar que las cualidades de uno respaldan al otro así si la mujer sanguínea es muy entusiasta levanta constantemente de su letargo al varón melancólico o al flemático dejado. Ante el colérico preciso y de aparente antagonismo el flemático debe actuar y pronto o el sanguíneo dejar de hablar por hablar. Los temperamentos se ponen al servicio del otro precisamente para lograr la tan anhelada armonía de las partes a pesar de sus debilidades temperamentales. Todos tenemos algunos escollos que trabajar y nuestra pareja es la persona idónea para ayudarnos a superar muchos de ellos. De hecho, para aquellos que se aman en espíritu y verdad no hay tormenta imposible de sobrellevar. Hasta lo imposible se puede. Nada es imposible. Sal y encuentra tu media naranja, ella o el te busca también. Si lo hallasteis NO lo dejes ir. Lorem.

"La conciencia es la voz del alma; las pasiones son las voces del cuerpo." 
 Jean-Jacques Rosseau 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

AMIGO VISITANTE!

ÉSTE ES EL MOMENTO PARA COMENTARIOS Y SUGERENCIAS SOBRE EL ARTÍCULO Y GRACIAS POR SU TIEMPO Y VUELVA A VISITARNOS.